Moquillo canino

Independientemente de la raza del canino, cualquiera puede llegar a contraer moquillo en algún momento de su vida. Esta es una enfermedad común pero no por ello se debe descuidar. Apenas el can comience a presentar los síntomas, se le debe atender para evitar complicaciones. En el presente artículo, te contamos todo lo que necesitas saber para identificar y tratar el moquillo en tu mascota.

¿Qué es el moquillo canino?

El moquillo es una enfermedad que no debe tomarse a la ligera pues si se complica puede llegar a ser mortal. Moquillo es el nombre popular pues, científicamente, le conoce con el nombre de enfermedad de Carré o Distemper.

Esta enfermedad cuyo origen es viral, es de tipo infectocontagiosa y afecta principalmente a los perros, aunque también a los felinos salvajes.

La transmisión de esta enfermedad se da cuando el can sano mantiene contacto con algún fluido corporal de un can enfermo. También es posible que se contagie al tomar agua y comer alimentos que tengan la presencia del virus.

En algunas ocasiones, el virus puede encontrarse en el aire si hay animales enfermos en la misma zona. Por ello, cuando suele haber un brote, este puede extenderse si no se le trata adecuadamente. Cuando el can se encuentra en tratamiento, la posibilidad de contagio hacia otros perros es baja.

Síntomas del moquillo canino

La sintomatología del moquillo canino es muy variada. Se sabe que el perro padece esta enfermedad cuando:

  • Presenta fiebre: El moquillo produce fiebre al inicio de la enfermedad. Luego tiende a desaparecer, por ello, las personas piensan que el perro ha mejorado pero no es así. Es una fiebre que aparece y desaparece a medida que el moquillo va avanzando.
  • Falta de apetito: El perro cambia sus hábitos y no le apetece comer igual que antes.
  • Adelgaza: Si el perro comienza a perder peso es también un síntoma de moquillo.
  • Decaimiento: Por lo general, el perro comienza a aislarse de las personas y de otros animales. Se muestra decaído y desanimado.
  • Deshidratación: Debido a la enfermedad y a la falta de apetito del perro, este puede llegar a deshidratarse.
  • Dificultad para respirar: Es un signo muy característico que el can respire con dificultad. Cada vez que intenta respirar, el acto puede ir acompañado de un sonido grave.
  • Tos: Es también un síntoma clave. La tos producida por el moquillo es ronca y persistente.
  • Mucosidad: El fluido por lo general es mucopurulento.
  • Queratitis: El ojo del perro suele ser afectado por el virus de tal forma que la córnea se reseca debido a que las glándulas lagrimales dejan de hacer su función. Si no se trata esta condición, puede llegar a producirse una úlcera en la córnea.
  • Conjuntivitis: También es una característica clave. Un perro con moquillo tendrá constantemente lagañas en sus ojos. Estas secreciones pueden ser blancas o verdosas.
  • Hiperqueratosis: La piel, sobre todo de las almohadillas de las patas tiende a endurecerse.
  • Irritación y pérdida de pelo: La piel de un perro que padece moquillo suele irritarse y enrojecerse. Además, a medida que avanza la enfermedad, el animal puede ir perdiendo su pelaje.
  • Vómitos constantes y diarrea: El virus afecta especialmente al sistema digestivo del animal. Este puede presentar vómitos y diarrea constante. Se debe tener mucho cuidado pues esto puede deshidratarlo.
  • Caída de dientes: Muchos animales afectados por el virus suelen perder piezas dentales.
  • Parálisis: En casos en los que la enfermedad se encuentra más avanzada, el animal puede presentar parálisis generalizada.
  • Movimientos involuntarios: El virus también afecta los reflejos motores del perro. Se pueden presentar tics y movimientos involuntarios, así como también puede llegar a convulsionar.
Tambien te podria Interesar >>>  Bravecto para perro

Es importante aclarar que el animal puede presentar todos los síntomas o solo algunos. Todo va a depender del nivel de infección que tenga.

Etapas del moquillo canino

El moquillo suele presentar 3 etapas. Es importante estar atentos a los síntomas del animal para poder determinar en qué etapa de la enfermedad se encuentra. Solo así se podrá ayudar al perro para que recupere su estado de salud.

  • Etapa respiratoria: En esta etapa comienzan a aparecer los fluidos nasales. Se acompaña de fiebre, decaimiento, falta de apetito y endurecimiento de las almohadillas de las patas.
  • Etapa digestiva: Aquí se presenta la diarrea, los vómitos, continúa el decaimiento y la falta de apetito.
  • Etapa nerviosa: Ya esta fase es la más complicada pues el animal se encuentra tan invadido por el virus que comienza a convulsionar e incluso puede sufrir parálisis de sus miembros. En esta etapa es muy difícil que el can se recupere.

Tratamiento del moquillo canino

Los médicos veterinarios afirman que esta enfermedad no cuenta con un tratamiento específico. Por esta razón, resulta tan importante atender al animal desde los primeros síntomas.

El tratamiento está principalmente dirigido a contrarrestar los síntomas para que el organismo del animal vaya produciendo los anticuerpos necesarios para defenderse del virus e irlo eliminando paulatinamente.

Sin embargo, algunos profesionales suelen recomendar la azatioprina pues ha demostrado ser un antivírico muy eficiente en los casos de moquillo canino.

Al perro se le debe atender con medicamentos que puedan ayudar con los síntomas, de esta forma, su salud mejorará y su organismo se encontrará mucho más fuerte para resistir el virus.

Actualmente, se ha hablado mucho acerca de la creación de un medicamento que está especialmente dirigido al tratamiento de este virus. El medicamento en cuestión presenta como componente base las nanopartículas de plata.

Hasta los momentos, el medicamento ha sido probado en 50 caninos y los resultados fueron exitosos. Los científicos se encuentran muy positivos. Aún no se ha dispuesto para la comercialización, sin embargo, es una gran esperanza para combatir esta enfermedad que es la segunda más mortal después de la parvovirosis.

Para finalizar, se debe recordar que la vacunación es un aspecto esencial para mantener la buena salud de los caninos. Es la mejor forma de protegerlo de este virus.

¿Que te pareció este Articulo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.