Fiebre en gatos

En alguno momento la salud de nuestros gatos probablemente sea afectada por algún tipo de enfermedad, por lo que en ese momento debemos ser capaces de poder ayudarles y brindarle todos los cuidados necesarios para que este se mejore rápidamente.

Es por eso que en el siguiente artículo te hablaremos sobre la fiebre en gatos, te mencionaremos cuáles son sus causas, como puedes tomarle la temperatura a tu gato, y cuáles son los más apropiados tratamientos que debes proporcionarle para que mejore, así que te invitamos a continuar leyendo el siguiente contenido.

¿Qué es la fiebre en gatos?

La fiebre en gatos se presenta cuando la temperatura de estos se encuentra por encima de 38 y 39.5ºC, por lo que en aquel momento su bienestar está siendo afectado. Existen muchas causas de la fiebre, por lo tanto lo más importante es que sepamos cómo tratarla, además ser consciente de que si esta no baja, llevar a nuestro gato al veterinario dado que la alta temperatura puede ser ocasionada por otro tipo de enfermedad mucho más grave.

Causas de fiebre en gatos

Generalmente en los perros y en los gatos la fiebre es originada en el momento en que el sistema inmunitario actúa por algún cambio o extrañeza que esté presentándose dentro de su organismo. Aunque la fiebre no se presenta en todas las enfermedades, y las causas pueden variar, te mencionaremos las más comunes que pueden verse en nuestros amigos felinos:

  • Es habitual que el gato manifieste fiebre a causa de alguna enfermedad bien sea viral o bacteriana.
  • El gato puede presentar gripe o resfriado, por lo que es muy habitual que también tenga fiebre y decaimiento.
  • Es posible que el gato esté sufriendo algún tipo de infección, ya sea en el oído, en la uretra, en los riñones, o en los pulmones.
  • Puede ser ocasionada por la infección de alguna herida, rasguño o mordedura.
  • En los peores casos, la fiebre puede ser producida por una intoxicación o envenenamiento al consumir alguna sustancia perjudicial.
  • La fiebre puede presentarse cuando existe la presencia de algún tumor, sin embargo estos son más comunes en los gatos más mayores.

Es muy necesario que prestes atención a cada uno de los síntomas que el gato esté manifestando en compañía de la fiebre, dado que esto es esencial para saber cuál es la causa y así el veterinario sea capaz de proporcionar el más adecuado tratamiento.

¿Cómo tomar la temperatura a un gato?

Es imprescindible que utilices un termómetro para comprobar la temperatura corporal de tu gato, de esta manera podrás evaluarse la temperatura de la siguiente manera.

Temperatura en axilas

Puedes colocar el termómetro debajo de la axila, sin embargo es importante que alguien te ayude a sujetarlo, para que no se mueva y sea más fácil evaluarle la temperatura.

Temperatura en oídos

Si tu gato es muy inquieto puedes utilizar un termómetro en su oído, sin embargo de igual manera debes ser ayudado por otra persona para que ese lo sostenga del cuello. Es importante que el gato no pueda mover su cabeza, y así serás capaz de colocarle el termómetro de una manera apropiada dentro de su oído. Cuando la alarma del termómetro indique que ya se ha tomado la temperatura, retira el termómetro cuidadosamente.

Tambien te podria Interesar >>>  Gatos más Caros del Mundo

Temperatura en recto

Si utilizas un termómetro en el recto, obtendrás una temperatura mucho más exacta. Sin embargo el gato no se sentirá a gusto con este procedimiento, así que debes ser muy cuidadoso. Una persona debe ayudarte a sostener al gato, envolverlo en una toalla para evitar que te haga daño con sus garras, además de que debes aplicar un lubricante como la vaselina en el termómetro para  no hacerle daño en el ano, recuerda que debes tratar al gato delicadamente para que no se asuste.

Síntomas de la fiebre en gatos

  • Suelen perder el apetito, mostrarse decaídos y con mal humor, incluso pueden mostrarse inquietos y con mucha angustia, es por eso que en ese momento debemos dedicarle un especial cuidado.
  • Es habitual que los gatos cuando se encuentren enfermos, no se aseen, por lo que es recomendable que cuidemos su higiene. Ellos suelen ser muy limpios y pulcros, así que cuando comiencen a descuidarse hay que estar muy al pendiente de ellos.
  • Muestran escalofríos y se ven temblorosos.
  • Dejan de tomar agua, por eso es recomendable que los ayudemos a hidratarse.
  • Su nariz puede volverse seca y caliente.
  • Pueden manifestar una respiración acelerada, al igual que los latidos de su corazón.

Tratamiento de la fiebre en gatos

  • Si el gato lleva más de 24 horas con fiebre, lo más recomendable es que lleves a tu mascota al veterinario inmediatamente, para que este haga un diagnostico y ubique la causa de la fiebre.
  • Mantén muy hidratado a tu gato, si no quiere beber agua, deberías ayudarlo con una inyectadora sin aguja. Es muy importante que realices esto, porque así evitas que tu gato sufra una deshidratación, ya que eso podría empeorar demasiado su salud, además de que podría debilitarse considerablemente y esto causa que sea más complicado que mejore.
  • Si pierde el apetito, también debes ayudarlo a alimentarse, preferiblemente con alimentos más blandos y fáciles de tragar.
  • Debes acostar a tu gato en un ambiente cómodo, donde no sufra de frío o haya humedad.
  • Puedes utilizar un paño húmedo con agua fría para colocarlo en su cabeza, en su abdomen o en sus patas, de esta manera ayudas a bajar su fiebre.

Antipiréticos para gatos

Los antipiréticos son adecuados para bajar la temperatura de nuestro gato cuando están presentando fiebre, sin embargo debes tener en cuenta que estos medicamentos deben ser administrados por un veterinario, por lo que no es recomendable que mediques a tu mascota.

Algunos de los antipiréticos más conocidos son los siguientes:

  • Tolfedine.
  • Promovet 2.0.
  • Dipirona en gotas.
  • Drag Pharma.
  • Meloxic.
  • AiNEs.
¿Que te pareció este Articulo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.