Demencia canina

La demencia también es una enfermedad que afecta a los perros. Se dice que es inevitable durante el proceso de envejecimiento, por lo que tristemente algunos casos hay personas que ven a sus perros atravesando esta etapa en cierta edad.

Por lo tanto, en el siguiente artículo te brindaremos la información necesaria sobre la demencia canina, cómo se presenta también en los perros jóvenes, cuáles son sus causas, y algunas recomendaciones para atravesar esta etapa junto a nuestra mascota, es por eso que te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo, de esta manera aprenderás mucho más sobre el tema.

Demencia senil perros

La demencia senil en perros es aquella que produce la pérdida de memoria y afecta algunas de las funciones del cerebro. Generalmente es producida por el envejecimiento donde comienzan a notarse ciertos elementos de demencia, dado que algunas de las neuronas van sucumbiendo, por lo que el cerebro no opera con la misma vigorosidad como en etapa de su juventud.

Por lo tanto, el perro podría perder funciones como la memoria, la percepción, la realidad, de esta manera su comportamiento comenzaría a cambiar drásticamente.

En nosotros los humanos, es más común conocer el Alzheimer como una enfermedad que afecta nuestro cerebro, como un tipo de demencia sumamente grave. En esta se producen algunas crisis de identidad, por lo tanto la persona suele cambiar ciertos hábitos, comportamientos, incluso siendo capaces de cambiar completamente su personalidad.

En el caso de los perros, ocurre exactamente lo mismo. Pueden perder lentamente sus funciones sensoriales, como por ejemplo la capacidad de ver o escuchar, además de que su olfato también se verá afectado, siendo este el más importante sentido que tienen los perros.

Cuando la demencia senil actúa de una manera más potente, los perros serán incapaces de poseer una función cognitiva.

Demencia senil en perros jóvenes

Aunque muchos mencionan que esta enfermedad se puede deber al envejecimiento, es importante acatar que también puede originarse por otros factores, como por ejemplo la mala alimentación, alguna clase de intoxicación, lesiones vasculares o contusiones que hayan podido afectar su cerebro.

Síntomas de la demencia senil en perros

En este apartado te indicaremos los principales sintomas sobre la demencia canina.

Desorientación

Es muy común que el perro comience a mostrarse desorientado, por lo que posiblemente haga cosas como tratar de entrar a la casa por otro lugar, acostarse a dormir en su lugar acostumbrado, así que hay que estar muy al pendiente de esta clase de indicios.

Interacciones

La demencia senil también va a cambiar las interacciones de tu perro con los demás animales y las personas a su alrededor. Así que puede ser posible que tú seas capaz de notar dichos cambios cuando tu perro deja de ser cariñoso contigo y se muestra bastante esquivo. Es común que pierda el interés a los juegos, incluso la costumbre de ladrar a las personas desconocidas, entre otros aspectos.

Cambio en los patrones de sueño

Es uno de los principales síntomas que se muestran en la demencia canina, así que al notarlo es necesario estar alerta y comenzar a analizar a tu mascota, para comprobar si algunos otros síntomas pueden ser percibidos. Por lo tanto, es posible que el perro sufra un cambio de horario, donde dormirá durante todo el día y estará despierto y activo en la noche.

Tambien te podria Interesar >>>  Perros que Sueltan Poco Pelo

Las necesidades

Se trata de otro de los síntomas más habituales dentro de la demencia canina, en este síntoma, el perro comenzará a hacer necesidades en lugares diferentes, como por ejemplo dentro de la casa, sin embargo igualmente se debe consultar al veterinario ya que este problema también puede deberse a otros tipos de enfermedades.

Sus actividades cambian

Cuando comienzan a sufrir de demencia canina, es posible que ya no sientan ganas de explorar. Cuando un perro se encuentra afectado por esta enfermedad, ya no se sienten interesados ni en objetos (como pelotas o juguetes), ni juegan con sus dueños o con animales, ni mucho menos los perros responden ante sonidos o estímulos. También es regular que el perro comience a tener conflictos para alimentarse o beber agua.

Causas de la demencia senil en perros

Son muy pocas las causas de esta enfermedad, las cuales son las siguientes:

  • Suele afectar a los perros de 7 y 10 años de vida, por lo que en aquella edad comienzan a presentarse los principales síntomas de esta enfermedad.
  • También puede originarse por lesiones o contusiones cerebrales.

Tratamiento de la demencia senil en perros

Cuando esta enfermedad está comenzando, es posible establecer un tratamiento en donde el veterinario administrará una serie de fármacos, sin embargo, si esta enfermedad se encuentra muy avanzada, un tratamiento ya no surtirá de ningún efecto.

Los fármacos más utilizados por los veterinarios en estos casos son los siguientes:

  • IMAO, el cual actúa como un neuroprotector.
  • Ginkgo biloba, este medicamento es capaz de ayudar a mejorar la capacidad cognitiva.
  • Nicergolina, el cual proporciona una adecuada protección a las neuronas.

Es importante que tengas en cuenta que es muy importante que lleves a tu perro al veterinario cuando comiences a notar alguno de los síntomas, dado que de esta manera se podrá ejecutar un tratamiento a tiempo, así el médico será capaz de realizar un diagnóstico para ayudar a tu mascota.

Recomendaciones para la demencia en perros

Además de los medicamentos, es evidente que tu perro necesitará muchos cuidados, es por eso que te mencionaremos algunas recomendaciones:

  • Debes proporcionarle a tu perro todo el cariño y amor que necesita, recuerda que los animales son seres muy frágiles, y siempre han estado allí para nosotros, por lo que necesitan de toda nuestra protección.
  • Cuando el perro necesita descansar, es apropiado que lo dejes dormir sin molestarlo.
  • Si el perro no tiene mucha hambre, es recomendable que le ayudes a alimentarse, además prepárale comida húmeda, de esta manera se sentirán atraídos por el sabor y el olor.
  • Si tiene problemas para ver, es mejor que le elimines todos los obstáculos posibles para que pueda desplazarse con comodidad, además de que debes evitar a toda costa que sube o baje las escaleras.
  • Ten mucha paciencia, es muy normal que el perro cambie ciertos hábitos, así que no debes regañarlo ni mucho menos reprenderlo, ya que no es consciente de lo que está sucediendo y además no tiene la culpa de nada.
  • Lo más importante de todo: cuídalo, hazle sentir que es parte de la familia, y sobre todo hazle saber cuánto lo quieres, ya que es lo que más necesita sobre todo en ese momento.
¿Que te pareció este Articulo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.