Cuidados de un Hámster

El hámster es un excelente animal de compañía. Muchas personas eligen un hámster para mascota, especialmente para los niños. Como todo animal, debe ser cuidado y alimentado correctamente para que se mantenga sano por mucho tiempo. A continuación, te mostraremos como son los cuidados de un hámster.

¿Cómo es el cuidado en un hamster?

Este pequeño animal requiere cuidados más sencillos si se compara con los de otras mascotas como los perros y los gatos. La mejor forma de cuidar al hámster es proporcionándole las condiciones necesarias para que viva tranquilamente. Lo esencial es:

  • Una buena jaula: Si no deseas que tu hámster se encuentre caminando por toda la casa, debes proporcionarle una buena jaula para que viva. Debes cuidar que la jaula sea lo suficientemente amplia para que el animal pueda caminar y no se sienta hacinado.

También, es muy importante que esta sea bien ventilada, las jaulas que se deben evitar son aquellas cerradas y que solo cuentan con unas ranuras para la ventilación. Lo mejor es una jaula más abierta.

  • Una alimentación balanceada: Es bien sabido que el hámster tiende a subir de peso rápidamente. Un hámster obeso, seguramente, desarrollará problemas de salud a lo largo del tiempo, e incluso, puede llegar a ser mortal.

Lo más recomendable es alimentarlo con vegetales y frutas frescas. Diariamente, el hámster debería comer unos 7 gramos de vegetales y frutas bajas en agua y azúcar. No se le debe proporcionar alimentos como el chocolate, las frutas cítricas, el aguacate, el ajo, las papas ni las frituras.

  • No se debe bañar: Este suele ser un error bastante común. Debes descartar bañar al roedor pues si llegase a desarrollar un resfriado, este podría llegar a ser fatal. Debes saber que el hámster se encarga por sí mismo de su limpieza y no es necesario que tú lo asees.
  • Limpieza de su jaula: Lo que si debes hacer es limpiar la jaula de tu mascota. Lo más recomendable es que lo hagas una o 2 veces por semana.
  • Proporcionarle juguetes: Si el hámster se encuentra encerrado todo el día sin tener juguetes puede llegar a aburrirse y a deprimirse. Debes proporcionarle juguetes para que drene su energía.

Puedes ofrecerle una pelota pequeña, un columpio, una pequeña escalera, un pequeño laberinto, etc. Este animal suele ser muy enérgico y hacer ejercicio le hace mucho bien a su salud.

  • Arena para sus necesidades: El hámster debe tener en su jaula un poco de arena o serrín para que haga sus necesidades. Se debe cambiar cada vez que se note la suciedad.

¿Como cuidar a hámster bebé?

El hámster recién nacido o bebé requiere una serie de cuidados especiales. Lo primero que debes saber es que, al momento de su nacimiento, estos roedores son sordos, ciegos y no tienen pelo. Por esta razón, es muy importante cuidarlos de forma adecuada.

Debes tomar en cuenta los siguientes aspectos si tienes uno de estos pequeños animales en casa:

  • Si la madre está presente, no toques a los bebés: Si tienes a los bebés junto a su madre, es importante que no los toques pues quedará impregnado en ellos tu olor y la madre los rechazará. Si los vas a mover para acomodarlos, lo mejor es que emplees un objeto y no tocarlos directamente.
  • Proporciónales calor: Esta función suele hacerla la madre, sin embargo, si esta no se encuentra presente, debes colocar una pequeña almohada debajo de la jaula para mantenerlos los suficientemente tibios. Cuida que el nivel de calor sea el adecuado. También es conveniente que hagas un pequeño nido con telas o con papel higiénico.
  • Aliméntalos con un sustituto lácteo: Si el hámster es demasiado pequeño, debes alimentarlo con algún sustituto lácteo, en las clínicas veterinarias los venden. Debes dárselo con un gotero.
  • Aliméntalos normalmente pasadas 3 semanas: El hámster, luego de las 3 semanas de vida, debe ser alimentado con frutas y verduras en pequeñas porciones. Debes evitar el exceso para que no sufra diarreas. También puedes ofrecerle un poco de huevo cocido o una galletita para perros.
Tambien te podria Interesar >>>  Qué necesita un hámster

¿Como es el cuidado de un hámster en invierno?

Cuando llega la temporada de invierno, quienes tienen un hámster de mascota saben que deben proporcionarle cuidados especiales para que no se enfermen. Debes cuidarlos de la siguiente manera:

  • Utiliza una almohada térmica: En esta ocasión, también te será muy útil incorporar una almohada térmica a la jaula de tu hámster para que mantenga su calor corporal.
  • Hazle una cuevita: Dentro de su jaula, puedes hacerle una cuevita con la ayuda de un cartón. Puedes recubrir esta de tela de algodón para que, cada vez que sienta frio, se refugie en ella y se sienta cálido y cómodo.
  • Déjale la comida cerca de la cuevita: Su alimento debe estar cerca de donde se resguarda del frio. Sobre todo si la jaula es grande.
  • Tapa la jaula con una manta: En las noches, puedes tapar la jaula con una manta para evitar el paso de la brisa.

Cuidados de un hámster ruso

Este tipo de hámster suele ser diferente al hámster común. Es bastante pequeño pues mide entre 7 y 10 centímetros. Mientras que su peso suele ser hasta los 50 gramos. Para preservar su salud y su bienestar debes cuidarlo como a las otras razas de hámster más otros pequeños detalles.

  • Hazle un escondite: Al hámster ruso le encanta esconderse pues aun guarda instintos de su estado salvaje, por ello, para que juegue puedes hacerle un escondite con algodón y papel higiénico. No es recomendable papel periódico u otro que contenga tinta pues puede perjudicar su salud.
  • Alimentación: Hay unos concentrados especiales para este tipo de hámster. Sin embargo, también se le puede dar comida casera. Les hace mucho bien comer verduras y frutas. No se le debe dar tanta, pues el sobrepeso no es nada bueno para el hámster ruso.
  • Limpieza: Debes limpiar la jaula pues suelen llevar la comida al escondite y allí se descompone.
¿Que te pareció este Articulo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.