10 enfermedades que puede sufrir un hámster

Los hámster son aquellas mascotas pequeñas que no puedes dejar de consentir y cuidar. Quizás pienses que adoptar a un hámster es sumamente fácil, dado que es muy pequeño y no será necesario cuidarlo mucho, sin embargo, es todo lo contrario. Estos pequeños animales necesitan de toda nuestra atención y muchos cuidados para asegurar su bienestar.

Por este motivo, en el siguiente contenido te brindaremos la información necesaria para que conozcas cuáles son las 10 enfermedades que puede sufrir un hámster. De esta manera sabrás cómo cuidar apropiadamente a tu mascota, así que te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo para que te enteres de más.

¿Por qué debemos prestarle mucha atención al hámster?

Aunque no lo creas, los hámster tienen una desventaja si los comparamos con otras mascotas. Al ser tan pequeños, es muy complicado percatarnos de cualquier síntoma de enfermedad, por lo que es recomendable dedicarle la suficiente atención.

Los hámster cuando sienten malestar, cambian mucho su estado de ánimo, así que por lo general se mostrarán ligeramente agresivos, tristes, o desanimados. También debes prestarle atención a su vientre, si se encuentra hinchado, es probable que le duela el estómago. Los hámster al encontrarse enfermos suelen perder parte de su pelaje, perder peso y cambiar de color.

¿Cuáles son las 10 enfermedades que puede sufrir un hámster?

Como todos los animales, los hámster son muy propensos a sufrir cualquier tipo de enfermedad, por este motivo es muy importante que le ofrezcamos los cuidados necesarios para que conserven una buena salud. En el siguiente apartado te mencionaremos las enfermedades más frecuentes en los hámsters.

1. Presencia de hongos y ácaros

La presencia de hongos y ácaros son muy usuales en los hámsters, así que, si notas que tu hámster se está rascando mucho, debes revisarlo muy bien para inspeccionar qué le ocurre. Es muy común que el animal se muestre muy ansioso, con cambios de humor, además de que su piel se puede irritar a causa de los hongos o los ácaros, que también pueden afectarlo causando que su cabello se caiga.

Además, es importante que mantengas una buena higiene en tu hámster, de esta manera evitarás los hongos y los ácaros. Asimismo, debes cuidar muy bien su alimentación y proporcionarle un ambiente cómodo y tranquilo.

2. Diarrea

Los hámster tienen un estómago muy delicado y pueden sufrir diarreas si son mal alimentados. Por ejemplo, la diarrea se puede presentar si ellos consumen demasiada fibra, así como también alimentos en mal estado e incluso leche agria. Es muy importante que alimentes a tu hámster con frutas y verduras frescas. Si te das cuenta de que la diarrea continua, puede deberse a alguna bacteria, por lo que deberás acudir a un veterinario.

3. Abscesos

Los abscesos son aquellos bultos que se forman en la piel, estos pueden aparecer en cualquier área del cuerpo de un hámster. Estos son muy comunes cuando se trata de una infección cutánea.

4. Cola húmeda

La cola húmeda también se trata de una enfermedad, puede ser un síntoma de que tiene diarrea, pero en el peor de los casos puede tratarse de colibacterias, lo que se presenta en los hámster más jóvenes.

Tambien te podria Interesar >>>  Alimentos tóxicos para hámster 

5. Resfriados

Los resfriados también son comunes en los hámster, así que también pueden presentar estornudos, dificultad para respirar y la nariz húmeda. Estos resfriados también pueden producir calentura, ya que son muy débiles en cuanto al frío.

Así que, también debes asegurarte de que donde tu hámster duerme no haya demasiado frío ni demasiado calor.

6. Diabetes

Los hámster genéticamente son muy propensos a sufrir de diabetes, por tal motivo, debemos cuidar mucho su alimentación. Cuando un hámster sufre de diabetes, suele beber mucha agua, orina muchas veces, pierde mucho peso, y duerme la mayoría del tiempo.

7. Caída de las uñas

Los hámster suelen tener las uñas demasiado débiles, por lo que es muy normal que estas se caigan. Esto también puede ser una consecuencia de que le faltan algunas proteínas, así que hay que proporcionarle los nutrientes necesarios para evitar este inconveniente.

8. Tiña

Se trata de una infección en la piel que es originada por un extraño hongo, esto puede ocasionar que el hámster pierda cabello, por lo que también podrás ver en su piel algunas manchas rojas.

9. Conjuntivitis

La conjuntivitis también se puede presentar en los hámster y ocurre exactamente como en los humanos. Sus ojos se comienzan a inflamar, se enrojecen e incluso lagrimean.

10. Alergia

Los hámster también pueden presentar alergias por algún alimento o por el polvo. Esto puede ocasionar enrojecimiento o sequedad en la piel de tu pequeña mascota.

Otros padecimientos

Por otra parte, también es normal que nuestro hámster presente los siguientes padecimientos.

  • Estreñimiento: El estreñimiento es algo muy común en los hámsters, dado que su estómago es muy delicado. El animal puede mostrar molestias, incluso falta de apetito, por esta razón es recomendable que tu hámster siga una estricta dieta.
  • Labios irritados: Los hámster pueden presentar labios irritados e incluso la nariz irritada cuando el pequeño animal no tiene una alimentación adecuada. Es muy importante que le prestes mucha atención a estas irritaciones dado que es posible que se infecten con alguna bacteria.
  • Cataratas: Las cataratas suelen ser producidas por la edad, así que es probable que algunos hámster presentar esta enfermedad, incluso es posible que vayan perdiendo la visión con el tiempo.

¿Cómo detectar estas enfermedades?

Por ser un animal tan pequeño, es importante que vigiles su bienestar, así que es imprescindible que lo inspecciones de manera periódica, para asegurarte de que no hay nada mal en tus mascotas.

Por lo tanto, de forma periódica, debes encargarte de revisar su abdomen, su piel, su pelaje, sus ojos, sus patas, sus dientes, analizar si su respiración es normal, de esta manera si el hámster tiene alguna enfermedad, la detectarás a tiempo.

Si encuentras algún signo de una enfermedad, debes llevarlo al veterinario inmediatamente. En este caso, es muy recomendable que lleves la jaula de tu hámster sin limpiarla, dado que el veterinario posiblemente se encargue de estudiar su entorno, incluyendo sus heces, sus alimentos, su agua, entre otros aspectos.

¿Que te pareció este Articulo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.